La escuela en casa. Un debate acerca de la educación por Internet

Medio millón de niños en Estados Unidos toman sus clases a través de Internet. Lo hacen por medio de las llamadas “charter schools”. Se trata de lecciones de distintas materias a las que se accede a través de la web. De esta manera, los niños no necesitan concurrir de forma presencial a la escuela. En general son los padres, o algún otro adulto, quienes supervisan y organizan el estudio de los chicos a partir de estas lecciones.

Estas escuelas están financiadas por el estado al que pertenecen, por lo que se las considera escuelas públicas. Hay de dos tipos, las que no otorgan un diploma pero ofrecen ejercicios y tareas que suplantan el trabajo habitual en las escuelas tradicionales, y las que basan su actividad completamente en Internet. Las primeras son solamente para enseñanza media, mientras que la segundas son, en su mayoría, para enseñanza básica.

Alrededor de este fenómeno se abren una serie de interrogantes relacionados con el rol de los maestros, el financiamiento público de estas escuelas, la calidad de la enseñanza y el futuro tanto de la escuela tradicional como de las nuevas formas de educación. Entre las ventajas se cuenta la posibilidad de que los niños tomen sus clases en cualquier momento y lugar y la facilidad de acceso a la educación para la población rural.

En Estados Unidos se está generando un debate que incluye a los sindicatos de maestros, a los padres, a las escuelas y a la legislación. Al respecto, una nota del New York Times dice:

“Many parents attracted to online charters have previously home-schooled their children, including Mrs. Weldie. Her children — Isabel, Harry and Eleanor, all in elementary school — download assignments and communicate intermittently with their certified teachers over the Internet, but they also read story books, write in workbooks and do arithmetic at a table in their basement. Legally, they are considered public school students, not home-schoolers, because their online schools are taxpayer-financed and subject to federal testing requirements.

Despite enthusiastic support from parents, the schools have met with opposition from some educators, who say elementary students may be too young for Internet learning, and from teachers, unions and school boards, partly because they divert state payments from the online student’s home district.”

You may also like...

5 Responses

  1. Ariel Vercelli says:

    Muy buena entrada Ana. Este debate viene con mucha fuerza. Hasta hace un tiempo estas cosas estaban sólo es prospectiva. Un tema central es ¿quienes y como van financiar estos desarrollos? ¿Qué rol tendrá el estado en este nuevo debate? La discusión de estas tendencias en el contexto local plantea infinidad de interrogantes. Ya tenemos algunos para comenzar.

  2. sandra says:

    en los tiempos actuales es muy necesaria, y quisiera mas informacion al respecto, matricula, inscripciones etc. agradeceria su ayuda desde el año pasado que busco algo a si para mi hijo, soy de La Serena, atentamente Sandra

  3. julio says:

    Importantisimo ,principalmente en las zonas rurales este metodo tendría que tomarse en cuenta.También para incluir a personas con discapacidad o mujeres embarazadas.Sería muy util.

  4. santiago says:

    yo estoy en noveno, soy de argentina.

    queria saber alguna direccion en la que pueda averiguar sobre escuelas por internet…
    (que sean de argentina)

  5. leila says:

    hola necesitaria saber mas sobre esta posibilidad… tngo una hija con fibrosis quistica y esta en un periodo de varias internaciones… ella comienza 7mo grado(1 año)para nosotros q vivimos del lado de prov…y como la internan en capital no puede acceder de los maestros a domicilio,entonces pierde muchos dias de clases y el año pasado se le complico bastante,y este año realmente se le va a hacer muy dificil…de verdad me gustaria q por lo menos pueda tener alguna clases de apoyo…
    desde ya agradezco su informacion

Leave a Reply

Your email address will not be published.