OLPC Argentina: ¿disparador o disparate?

El proyecto OLPC puede ser una maravilla, puede ser el mejor plan del mundo, puede ser revolucionario, puede explotar las aulas (¡qué despropósito!) o bien puede cambiar la historia de la educación en pocos años [cosa poco probable posible]. Todo eso puede ser. Sin embargo, todo eso que puede ser, sólo puede ser en el norte, en el MIT, en la cabeza de negroponte y de algún delirante trasnochado local. El punto central para nuestra perspectiva de análisis y discusión es OLPC en ARGENTINA. Ese es el único punto a tratar. En la Argentina no tenemos que discutir sobre OLPC, en Argentina tenemos que discutir sobre OLPC en la ARGENTINA y sobre otras formas posibles de educar mejor.

Es allí cuando todo comienza a nublarse. Es allí cuando OLPC pasa de ser un plan genial del MIT a ser un plan de dominación cultural a escala global. Allí también es donde OLPC deja de ser un plan para agilizar el desarrollo local y se transforma en un agravante para producir mayores brechas socio-digitales. Es allí donde el plan global sólo comienza a pensarse a sí mismo y se pierde en sus razones operativas. Es allí donde olvida el desarrollo y la diversidad local. Es allí donde desde Argentina comenzamos a rechazar el plan de una forma directa.

En otras palabras, no rechazamos el plan de OLPC por ser malo en sí mismo. Es cierto, como cualquier otro plan, OLPC en el MIT y en la cabeza de Negroponte es también muy perfectible. Sin embargo, en el contexto local lo rechazamos básicamente porque no responde a nuestros intereses nacionales. No se condice con nuestra forma de ser, de sentir, de pensar, de colaborar, de educar, de desarrollarnos. ¿Argentina necesita computadoras en las escuelas? ¡Claro! Las necesita por miles y, sobre todo, necesita dar la posibilidad de que los niños y niñas aprendan mejor. Ahora bien, ¿será OLPC el plan que la Argetina necesita? CLARAMENTE, ¡NO!

Para decirlo de forma aún más directa: OLPC en la Argentina huele mal. Más que un disparador ¡es un disparate! No sólo por las [in]acciones de quienes lo llevan adelante, sino porque no hay forma de que el plan responda a nuestros intereses nacionales de desarrollo. ¿Hubo posibilidades? ¡Claro, muchísimas! Pero lamentablemente se perdieron en el tiempo. Inacción, incapacidad. Esas palabras no definen a OLPC, sino a OLPC en la Argentina. Me encanta OLPC, tengo náuseas con OLPC en la Argentina. ¡NO A OLPC EN LA ARGENTINA! Sí a los planes nacionales y regionales que nos den una mejor educación para el futuro.

You may also like...

14 Responses

  1. digitalfredy says:

    Me gustaría saber que piensas que OLPC no es el plan que necesita Argentina, lo digo por que aca en Colombia tenemos bastantes expectativas y es bueno revisar los análisis que se hacen en nuestros paises hermanos.

  2. Ariel Vercelli says:

    Estimado Fredy, como lo explico en el post, creo que cada país debe buscar sus propias soluciones. No hay que caer en las soluciones mágicas. Éstas no existen. Las computadoras para educación son parte del sistema educativo. Por tanto, deben ser planificadas en función de los intereses educativos nacionales / regionales. Es muy simple. Es de sentido común.

  3. Claudia says:

    Como docente, creo que hay muchos aspectos básicos en la educación que necesitan solución. Las computadoras y la tecnología no van a mejorar la educación en Argentina. Además detras de estas inversiones suelen haber otros intereses.

  4. La gente de OLPC, le falta claridad. Para mi que soy fanático No 1. de la idea,

    Considero:

    Cada país incluso cada región tiene un modelo educativo distinto el cual se basa en las costumbres. Estandarizar la educación o imponer una metodología destruye la diversidad e impone condiciones y reglas.

    Se deben replantear muchas cosas en este proyecto, sin lugar a dudas las generaciones futuras necesitan nacer y ser libres de tomar sus propias decisiones. OLPC ha sido el impulso que muchos necesitan para empezar a pensar distinto.

  5. Ariel Vercelli says:

    Es cierto Claudia. Si el tema se lleva a lo que realmente necesita el sistema educativo en la Argentina, entonces está claro que las computadoras están muy lejos de ser prioridad en la agenda. Esperemos y controlemos que los intereses que se cubran sean los nacionales.

  6. Ariel Vercelli says:

    Gracias por tu comentario Andrés. Comparto lo que decis. Hay que saber separar las cosas. OLPC puede ser genial, pero en la Argentina, tal y como vienen las cosas, ¿seguirá siendo tan genial? Mi respuesta es una y otra vez que no. Es más, tiendo a pensar que hay que descartar lo antes posible OLPC y avanzar rápidamente en soluciones locales / regionales.

  7. Rafael Ortiz says:

    Ariel Gracias por tus criticas a OLPC, eso nos da un contexto acerca de la realidad de los academicos latinoamericanos..
    No veo en tus criticas Razones de peso cientifico,, mas bien son extensiones pseudocientificas de querencias o afectos de software (Ututo). Al ser tus razones pseudocientificas lanzan cortinas de humo y razonamientos que parecen fundamentales cuando son solo eso, cortinas de Humo..por que no nos das unas criticas que se lalejen de afectos o repulsiones personales y subjetivas,… algo que se pueda comprobar con la razon y no con el corazon…?

  8. JorgeCortes says:

    Cuando dices ¨[cosa poco probable]¨ en tu escrito, creo lo estas usando mal, ya que cuando uno habla de probabilidad habla de algo que ya pasó y puede volver a pasar, lo cual no es el caso en Argentina, el termino adecuado seria ¨[cosa poco posible]¨, no es que yo redacte muy bien lo escrito, pero trato de hacerlo cuando es una critica de este tamaño. Quisiera tambien hacer un pequeño analisis en cuanto a desarrollos locales y globales, ya sea en cuestion educativa como tecnologica, no soy un experto pero tambien es de sentido comun tener en cuenta que las comunidades hacen la diferencia, entonces si somos una comunidad mundial podremos lograr cosas mejores, por eso apoyo el proyecto OLPC ya sea en Argentina como en cualquier otra parte del mundo, así como apoyo el software libre y las comunidades abiertas, todo esto para el beneficio de todos. No se si tenga que desaprender para estar en lo correcto según mi comentario.

  9. Ariel Vercelli says:

    Gracia a ti por tus comentarios Rafael. No hay razones científicas en mi comentario. Las razones científicas, políticas, económicas y, sobre todo, educativas, deben darlas los responsables de la iniciativa a nivel local. Puntalmente en la Argentina, Educ.ar. Ni con la razón ni con el corazón debo dar argumentos de nada Rafael. Igual, gracias por tu comentario.

  10. Ariel Vercelli says:

    Excelente punto, Jorge! Ya mismo lo corrijo. Espero no tener que desaprender para seguir pensando algunas cosas … . A mi también me gusta apoyar proyectos que cuidan las libertades a nivel mundial. OLPC las cuida. El problema es que Argentina tiene que tomar decisiones de conveniencia. Necesitamos desarrollarnos localmente, dar trabajo a la gente localmente. Comparto el tema de las libertades y quiero que se desarrolle un plan exactamente igual, pero en el contexto local. ¿Podemos copiar OLPC? claro. Incluso, hasta mejorarlo. De ello no tengo dudas. Muchas gracias.

  11. Facundo says:

    No es mi intencion ofenderte pero por lo breve de tu escrito pareciera que no conoces mucho de OLPC. No veo que tiene que ver con la estandarizacion de la cultura o con la falta de atencion a las necesidades locales; una computadora es una herramienta que facilita el procesamiento de la información y la cultura no esta en la herramienta sino en la materia prima que se procesa con ella. Si un chico escribe un poema autoctono en una notebook o en un cuaderno hecho de pulpa de ombu pampeano, cual es más nacional?
    Por otro lado es practicamente imposible que algun otro pais del mundo pueda mejorar el proyecto OLPC sencillamente porque ningun otro pais tiene la capacidad tecnologica y productiva para crear esas máquinas.
    La unica forma que tenemos los paises en desarrollo de mejorar es dejar la xenofobia y el sindrome de no-hecho-aca de lado para aprender a tomar lo bueno del mundo y aprovecharlo independientemente de cual sea su origen.
    Nadie dice que la OLPC sea una solución mágica al problema de la educación. Ni siquiera es una solución al problema de la educación. Lo que si es, es una herramiente realmente innovadora y un recurso potencialmente revolucionario para mejorar la situacion de muchos chicos en todo el mundo.

  12. Ariel Vercelli says:

    Gracias por tu comentario Facundo.

  13. Maria says:

    Hola, quería agregar argumentos contra el proyecto OLPC:
    – Importación de los equipos y del soporte técnico. Si el equipo fuera producido en Argentina, ayudaría al desarrollo de la industria, y generaría empleos en el sector. Tal y como está planteado, compramos algo hecho que no puede generar ninguna ganancia al país.
    – La computadora es una herramienta, no una fuente de información. Los contenidos hay que tenerlos de antes, ¿acaso no tenemos un plan de educación lamentable?
    – Presupuesto: ¿Todas las escuelas cuentan con biblioteca, edificios acordes? ¿Cuenta nuestra educación nacional con los puntos básicos para poder pasar a este nivel?
    – Utilización: ¿con qué objetivo se utilizará esta computadora? Hasta ahora no leí nada de eso. ¿como cuaderno? ¿para ver páginas de internet? ¿para buscar información? ¿para pornografía/fotolog/msn?

    Una pregunta, ¿de qué forma se mejorará la educación? Hasta ahora no vi ni un sólo argumento; sino gente maravillada como con espejitos de colores.

    Saludos.

  14. Ariel Vercelli says:

    Coincido con María, no existe todavía una política nacional para el desarrollo y uso de tecnologías digitales orientadas al sistema educativo. Hay que trabajar mucho en este sentido.

Leave a Reply

Your email address will not be published.